Política
Hay acuerdo y no lo ocultan

Luis Barrionuevo llegó a la provincia para ponerse al servicio de Milei

Luis Barrionuevo pondrá todo su poder a disposición para fiscalizar durante las elecciones para el partido de La Libertad Avanza de Javier Milei. (Dibujo: NOVA)

Con miras a un nuevo Gobierno de derecha y ultraliberal, el sindicalista regresó a la provincia para almorzar con los libertarios y cerrar la organización operativa.

Catamarca, Santiago del Estero y nueve jurisdicciones más en todo el país, son las que fiscalizará el representante de Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina, Luis Barrionuevo en las próximas elecciones del 22 de octubre. El líder sindical selló un acuerdo con el referente de la Libertad Avanza a nivel nacional, Javier Milei, luego de haber salido a respaldar públicamente hasta agosto pasado a Wado de Pedro (Unión por la Patria).

Barrionuevo arribó antes del mediodía del domingo al Aeropuerto Provincial Felipe Varela en su avión privado y minutos después brindó un almuerzo en la sede de UTGHRA del centro catamarqueño. El convite surge luego de la llegada el sábado por la tarde, de parte de los votos (340.000) que el gastronómico deberá fiscalizar dentro de dos semanas y que serán destinados a la Ciudad Capital, Valle Viejo y parte del interior de Catamarca. Los acomodados bajo el ala del hoy peronista liberal armarán aquí también la logística de todo lo referido a la fiscalización del operativo elecciones de octubre 2023.

En diálogo con la prensa, el ex candidato a gobernador en las frustradas elecciones de 2003 en Catamarca (con quema de urnas incluidas al postularse su hermana y perder las elecciones), sostuvo: “Ya tenemos muchísima gente que se ha anotado, solo queda llevar las boletas”. Al ser consultado por una posible participación en un cargo público, Barrionuevo dijo: “Los candidatos que ya están en las boletas van a seguir, están las boletas completas. Yo vengo a ocuparme de la fiscalización, nos inquieta y nos interesa que la boleta se encuentre en el cuarto oscuro. Quiero ayudar a que el país tenga un cambio. A mí me alcanza con que el presidente sea mi amigo, con que levante el tubo y sea el presidente quien atienda. Lo he hecho siempre, no quiero un cargo”.

Consultado sobre su rol, el referente gremial, llamando a sus colaboradores libertarios “compañeros”, cerró: “Nuestra tarea es muy importante, controlar en todo el país. Porque Milei va a ganar en primera vuelta, y va ser un aluvión. El piso mío va a ser un cuarenta y cinco por ciento”.

Sumado a la casta libertaria, el sindicalista había organizado el viernes 22 de septiembre pasado el acto que consagró la unión de ambos referentes en el Salón Golden Center de Parque Norte, en Buenos Aires, al que asistieron alrededor de tres mil empresarios, gremialistas y políticos, sumando fondos para apalancar la campaña de Milei.

En ese momento dejó al descubierto el lema libertario que dice: “Una Argentina distinta es imposible con los mismos de siempre”, que tendría sus excepciones con él: líder de los gastronómicos desde hace más de cuatro décadas.

Lectores: 5556

Envianos tu comentario